top of page

Una Agenda de Trabajo a favor de una Economía más Creativa (Segunda parte).

Actualizado: 23 mar 2021

Como parte de nuestra primer entrega sobre una agenda de trabajo a favor de una economía más creativa, hemos hecho hincapié sobre la importancia de propiciar ambientes positivos con el propósito de desarrollar negocios sustentables, acostumbrarnos a la tarea nada sencilla de crear estilos de vida centrados en el conocimiento y las mejores prácticas organizacionales, y más cuando el objetivo en común sea experimentar momentos únicos que ayuden a detonar ese intercambio de valor, donde nuestros clientes perciban que lo que reciben es más valioso que lo que entregan.


Entonces debemos hablar con mayor seriedad de asuntos que nos incumben a todos, como lo es el futuro de las empresas como entes generadoras no solo de empleos mejor pagados y en mejores condiciones, sino como entes generadores de bienestar, felicidad y satisfacción, y más cuando las empresas se enfrentan ala dinámica actual del cambio y la incertidumbre acelerada, así como a ciclos de vida de productos cada vez más cortos y competidores cada vez más cercanos, a eventos caóticos que arrasan con mercados de alta concentración, y claro a la pulverización en muchos de los casos del emprendimiento y cualquier iniciativa a favor de la economía local, por poner un ejemplo de acuerdo con datos del (INEGI) antes del COVID – 19 había cerca de 80 mil cafeterías en todo el país, según datos de la Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad(AMCCE), al cierre del año 2020, 24 mil de negocios de dicho giro desaparecieron.



Lo que nos lleva a una segunda gran premisa que debemos tomar en cuenta: Una agenda de trabajo para impulsar el sector de la economía creativa no es tarea exclusiva de los gobiernos, universidades o centros de investigación, sino que es un asunto en gran medida de los mismos emprendedores o empresarios principalmente de aquellos que aspiran a definir su propia razón de ser de acuerdo a un espíritu de bienestar.


Aquellos que sean capaces de crear y sostener fuentes de empleo como resultado de modelos de negocios únicos, portadores de su propia lógica, o conocimiento particular, el que recae la mayoría de las veces en los colaboradores de la empresa, y que se acelera con la formación de competencias laborales en específico, hasta el grado de que dicho conocimiento es la principal plataforma de saberes especializados que sirven a la empresa como fuerza de empuje para llenar de creatividad, diversidad e intangibles poderosos a sus distintas líneas de negocio.


De acuerdo al estudio desarrollado por el British Council (2019) Habilidades para la Economía Creativa: Necesidades, Formación y Estilos de Aprendizaje en México. Tlaxcala junto con Colima, Campeche, Baja California Sur, Nayarit y Durango son de los estados con menos establecimientos creativos.


Pueden ser muchas las razones para integrar dicho escenario en cada una de las entidades señaladas, factores políticos, geográficos, culturales, educativos, históricos, pero los datos son contundentes cuando en el caso de Tlaxcala encabeza la lista según el INEGI de entidades con mayor informalidad laboral, y no significa que sea asunto exclusivo de que si las empresas cumplen o no con sus responsabilidades fiscales, (es su obligación claro está y deben cumplir) sino al hecho en parte de cómo funcionan al interior con sus equipos de trabajo para conectar con la sociedad, los mercados y el sistema productivo de manera estable, transparente y efectiva.


Hoy sabemos por las neurociencias que menos del 30 % del bienestar depende de la genética y el 70 % restante depende de cada individuo y su voluntad. Que el mayor bienestar proviene del vínculo humano y que su cerebro es un órgano social que ha evolucionado por la capacidad del propio individuo de organizarse en grupos complejos.


Es decir, que el futuro de los emprendedores y de las empresas recae en gran medida en su capacidad por construirlo, a partir de aquí algunas preguntas a resolver en los siguientes contenidos, cuáles son las razones que internamente motivan a ese emprendedor o empresario hacer lo que hace, en sus decisiones y acciones cotidianas se identifican con los procesos creativos de su organización, qué los inspira, cuál es la fuente de su motivación interna para seguir adelante y más cuándo lo que predomina es la incertidumbre y el cambio constante.


El presente documento es propiedad intelectual de su autor. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin permiso por escrito del propietario de los derechos. Las indicaciones técnicas y modelos recomendados han sido elaborados con gran cuidado por Punto y Nanos Agencia de Innovación. El documento tiene fines exclusivamente informativos.

95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page